Loading...

martes, 3 de mayo de 2011

Industria aeronáutica sube costos por combustibles

Las aerolíneas a nivel internacional pagan más por el combustible.
Al igual que la gasolina para vehículos, la industria de la aviación ha registrado un impacto de más del 60% en el precio del galón de Av Jet en los últimos ocho meses, debido al alto precio del barril del petróleo en el mercado internacional.
De acuerdo a Fernando Ceballos, gerente general de Unopetrol, el combustible para aviones (Av Jet) en los últimos ochos meses pasó de costar 2.047 dólares el galón en septiembre de 2010 a 3.275 dólares para abril del 2011. Esto representa un incremento de 1.228 dólares, o sea, un 60%.
“El combustible de aviación o Av Jet es uno de los productos que ha tenido mayor incremento durante el período de alza registrado en los últimos meses. Esto es bastante fuerte para la industria”, afirmó Ceballos.
Al respecto, Peter Fleming, gerente de Comercialización y Negocios de Aeropuertos de Honduras, coincidió en que la industria tuvo un impacto significativo en sus costos de operación.
“Actualmente los combustibles representan cerca del 25 al 28% de los costos operativos de las líneas aéreas. Las líneas con flota aérea moderna pueden haber tenido un impacto más bajo. En Estados Unidos el impacto es mayor debido a que recorren distancias mayores que en Honduras; ellos reportan costos operativos de hasta 32% sólo por gasolina”.
Tomarán medidas
Aunque de momento los costos son asumidos por las compañías, se están tomando varias medidas en el país para evitar que el costo de la gasolina sea trasladado a los viajeros.
“Antes de hacer un incremento sustancial en la tarifa, (las compañías) están retirando los aviones más viejos para evitar mayor consumo de combustible. Lo segundo es que están generando mayores promociones para atraer a los clientes; por mayor volumen de tráfico de pasajeros, hay más ingresos y se minimiza el impacto de los combustibles. Adicionalmente se están generando negociaciones con los aeropuertos de los países para reducir sus costos operativos”, sostuvo Fleming.
A pesar de lo anterior, si continúa al alza en el precio del petróleo no se descarta que suba el precio a los boletos aéreos.
“No podemos dejar de pensar que en un futuro se pueda cargar a las tarifas el costo adicional por los combustibles, pero por el momento no se está haciendo”, señaló el gerente.
En Honduras operan 14 aerolíneas, de las que seis atienden en el mercado interno. El número de viajeros alcanzó 1,658,238 durante 2010, de los que 1,174,428 son internacionales (70.8% del total) y 483,810 nacionales (29.2%), de acuerdo con estadísticas de Aeropuertos de Honduras.
Respecto al año previo se experimentó un incremento, ya que el número total de pasajeros fue de 1,494,068, mostrando un aumento de 10.99% gracias a estas medidas tomadas para reducir el consumo de combustible.
El aeropuerto de Toncontín, ubicado en Tegucigalpa, realiza 10 operaciones internacionales diarias, mientras el aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula realiza casi 22.

Consumo nacional
En Honduras anualmente se consumen 12 millones de galones de combustible Av Jet al año.
“Ese número representa el volumen de consumo que tienen los cuatro aeropuertos internacionales que tiene el país”, afirmó Ceballos. Un avión comercial grande, de aerolíneas como Copa o American Airlines, tiene un consumo promedio de entre 2,000 a 2,500 galones para distancias cortas.
“Un barril de petróleo produce 42 galones de combustible. La mayor cantidad del producto obtenido es gasolina, luego diésel, después viene el Av Jet, gasolina de aviación o queroseno. Este no es el mismo que se vende en las pulperías, ya que tiene un proceso de control de calidad más estricto”, detalló el gerente de Unopetrol.
http://m.laprensa.hn/35170/show/b35a78c45ad570bfdbfc7b7ce50763e2&t=0f839d4da697f2f9847306896088a985

domingo, 1 de mayo de 2011

Ahorremos combustible

Desde hace 6000 años el petróleo forma parte integral de la vida del ser humano. En Asiria y Babilonia se usaba para pegar ladrillos, en Egipto para curar pieles y como medicina, los antiguos mejicanos lo usaban para pintar y los chinos lo usaban como combustible. Pero en el año 910, el sabio persa Mohamed Al-Razi, inventó el alambique y sacó gasolina y gas keroseno del petróleo, y desde esa fecha hasta hoy, el mundo no puede vivir sin él.
La crisis política que viven algunos países del Medio Oriente y del Norte de Africa, ha elevado los precios del petróleo, agravando los problemas económicos sobre todo en países pobres como Honduras, que deben pagar enormes precios para conseguir los combustibles.
Por desgracia, la crisis económica mundial causó grandes daños en los ingresos de las familias hondureñas, lo que se agravó cuando la comunidad internacional le quitó las donaciones y los créditos al país después del 28 de junio de 2009, y, a pesar de que han pasado casi dos años, la economía de Honduras no se ha recuperado y mucho menos lo hará ahora que los combustibles suben de precio a cada minuto.
Lo peor de esto es que con cada aumento a los combustibles suben también los precios de los alimentos, del transporte público, de la energía eléctrica y de los demás artículos de primera necesidad, mientras los sueldos siguen petrificados y cada vez ajustan menos para que una familia viva decente y dignamente.
En “Hable como Habla” creemos que a grandes males grandes remedios, y ante la crisis en Libia, que ha disparado el precio del petróleo a más de cien dólares el barril, es necesario que tomemos conciencia sobre la importancia del ahorro de combustibles, y que el gobierno tome decisiones que hagan obligatorio este ahorro antes de que el galón de gasolina y de diesel cuesten cien Lempiras, lo que seguramente hará desaparecer para siempre las tortillas, los frijoles, el arroz y los huevos de la cocina de los hondureños.
Es cierto que los que no tienen carro no tienen que pagar el aumento a los combustibles, pero sí tienen que pagar los aumentos al transporte, a la comida, a la luz, al agua, a las medicinas y hasta a los churros y los confites que saborean sus hijos, porque sin combustible no se mueve el mundo y si el barril del petróleo sigue subiendo, los aumentos no se van a detener hasta que la gente no aguante más.
Por supuesto, ahorrar combustible es decisión de cada quien, y aunque hay inconscientes que dicen que ellos pagan su gasolina, la verdad es que todos sufriremos las consecuencias del derroche, principalmente los más pobres y aquellos que están obligados a vivir con el salario mínimo o menos.
Honduras no produce petróleo, y aunque tampoco ha producido buenos administradores del Estado desde su independencia en 1821, es hora que el gobierno tome medidas que reduzcan el consumo de combustible, como el “Hoy no circula”, combatir el abuso de carros del Estado, invertir más en la generación de energía eléctrica a través de represas, aplicar medidas para controlar efectivamente el tráfico en horas pico y hacer una campaña de concientización para que los hondureños usemos racionalmente los combustibles antes de que estos se vuelvan impagables y provoquen más desesperación en una sociedad que de por sí es una bomba de tiempo que no tarda en explotar.


Libia es uno de los mayores productores de petróleo del mundo y la crisis que vive actualmente hace que los precios del crudo aumenten sin control; además, hay crisis en Yemen, Bahréin, Irak, Irán, Arabia Saudita y hasta en China, y estos conflictos afectarán a Honduras, que tiene que comprar el combustible a cualquier precio, aunque con eso le pongan la soga al cuello al pueblo que ya ni sabe que pito tocar. Pero con medidas lógicas de ahorro se pueden evitar muchos males. Ojalá que así lo entiendan el gobierno y los derrochadores.

http://hablecomohabla.tv/node/47

sábado, 30 de abril de 2011

Problemas politicos de los paises pretroleros

Mucho se habla en estos días de que una crisis prolongada en Libia podría afectar los suministros de crudo y en última instancia provocar que el petróleo llegue a dispararse por encima de los $150 dólares el barril.
Sin embargo, Jorge Piñón, quien fue presidente de AMOCO para América Latina y sigue siendo un experto en la materia, afirma que esa posibilidad es aún remota y sólo podría darse si llegara a interrumpirse la producción global de petróleo.
“No existe ningún déficit, hay suficiente crudo en los mercados, y lo que sucede en el norte de Africa (con Libia) sólo tendría un efecto dominó si llega a otros grandes productores del Oriente Medio como Arabia Saudita, Kuwait y los Emiratos Arabes”, dijo a la Voz de América.
De hecho, el ministro del petróleo de Arabia Saudita ha tratado de tranquilizar los mercados declarando que la oferta está “muy adaptada” a las necesidades, y que de ser necesario su país dispondría de una capacidad de producción suplementaria de 3,5 millones de barriles diarios.
Piñón considera que el alza de los precios es de cualquier manera una buena noticia para los países exportadores de América Latina como Venezuela, México, Brasil, Colombia, Ecuador y Argentina. Pero todo lo contrario para los que lo importan, mayormente naciones de la cuenca del Caribe y Centroamérica.
En Honduras, uno de esos países, la gasolina regular subió esta semana 10 centavos de dólar, para quedar en $4,08 dólares el galón, mientras que en la vecina Guatemala, el precio de los combustibles se incrementó este martes entre 12 y 19 centavos de dólar, el cuarto aumento en lo que va de año.
El peligro según Piñon estaría en que los precios sobrepasen los $125 dólares el barril porque eso tendría un impacto negativo en países como China y la India “que son verdaderos motores de la economía mundial”.
En el caso de Brasil, uno los exportadores de crudo de Latinoamérica, hay analistas que consideran que un alza excesiva en vez de beneficiar puede perjudicar el crecimiento económico, ya que el país es también exportador de materias primas.
Para el economista Jorge Salazar Carrillo, profesor de la Universidad Internacional de Florida, respecto a Venezuela no basta con que los precios del petróleo estén por encima de los $100 dólares el barril.
“Sencillamente Venezuela es tan ineficiente en todo lo que hace con el petróleo que tendría que ser un alza sostenida durante mucho tiempo” para que el país pudiera ver beneficios en sus ingresos, dijo.
Salazar no cree que la situación que existe actualmente con el crudo vaya a durar mucho tiempo porque lo que hay es mucha especulación. “A lo sumo me atrevo a decir que tres meses, de ahí en adelante es difícil pronosticar”, señaló.
También dijo que no espera que los altos precios del crudo causen mucho perjuicio a corto plazo en las naciones importadoras de petróleo de América Latina.
A su juicio sólo va a ser un “susto”, porque en estos países “más que el petróleo tiene mucho más peso el impacto que causan los precios de los bienes de primera necesidad, como los alimentos de la canasta familiar”.

Cómo ahorrar Gasolina

1. Gasolina más barata: Encuentre la estación de gasolina con la gasolina más barata( aunque esto no se aplica en mercados donde la industria es estatal y fuertemente controlada por el gobierno como México, Venezuela y Rusia, entre otros países).
2. Repostar por la mañana: Es mucho más eficiente llenar el depósito o tanque de gasolina por la mañana, ya que el frío hace que la densidad de la gasolina sea ligeramente mayor. Así podrá ahorrar gasolina. Debido a que la densidad es inversamente proporcional al volumen, de esta forma logrará depositar más gasolina. El punto número 2 no está demostrado, para empezar un depósito subterráneo no altera su temperatura a lo largo del día. Así que su densidad no se vea variada. Además, teniendo en cuenta el cambio relativo a la temperatura en la densidad del combustible, su oscilación en el volumen es mínima.
3. Evite altas velocidades: Por ejemplo, conducir a 100 km/h frente a 130 km/h le permite ahorrar un 15% en el consumo de gasolina.
4. No acelere o frene bruscamente: Acelerar y frenar suavemente le permite ahorrar hasta un 20% de gasolina.
5. Revise la presión de los neumáticos: Vigile la presión del aire de los neumáticos, manténgalos inflados a la presión correcta. Un solo neumático de su coche inflado 2 PSI menos de lo recomendado, puede incrementar un 1% el consumo de gasolina.
6. La revisión periódica y el buen mantenimiento del automóvil contribuyen al ahorro de gasolina y si a pesar de todo esto está decidido a ahorrar la mitad de dinero, tenga en cuenta que el gasoil o diésel tarda menos en consumirse y el diésel cuesta casi la mitad menos que la gasolina.

Gasolina alcanza precio histórico en Honduras

Tegucigalpa,
Honduras
Los hondureños tendrán que pagar desde hoy 93.14 lempiras por cada galón de gasolina superior, con lo que se acerca cada vez más a la barrera de los cien lempiras.
Ese valor es el más alto que ese derivado ha registrado en el mercado nacional, siendo el registro histórico el del 20 de junio de 2008, cuando llegó a 92.50 lempiras.
Todos los carburantes registran aumento, a excepción del Gas Licuado de Petróleo (LPG), en su presentación de 25 libras, tras la reciente alza autorizada por la Comisión Administradora de Petróleo (CAP) y que entra en vigencia hoy a partir de las 6:00 de la mañana.
Norma Rauda, directora de la Comisión Administradora del Petróleo (CAP), confirmó la posibilidad de que el galón de gasolina llegue a alcanzar los 100 lempiras en las próximos semanas.
Reducir los días promediados
Del 15 de noviembre de 2010 a la fecha, los consumidores hondureños han tenido que pagar por 23 incrementos generales y consecutivos en el precio de los carburantes.
Para que los precios de los derivados del petróleo reflejen una baja a nivel nacional, el precio del crudo deberá mantenerse bajo durante el segundo semestre del año, estimó Rauda.
Otra opción sería, a consideración de la funcionaria, bajar de 22 a diez los días que se usan como base para calcular el precio interno.
La fórmula actual para calcular el precio de los combustibles y el efecto de las alzas internacionales es a largo plazo, defiende la funcionaria, por lo que agrega, que para ver resultados en el mercado hondureño se podrían cambiar los días promedios, pero no la fórmula.
Aunque para eso el precio del barril de petróleo tendría que estar muy por debajo del precio actual, que ayer cerró en 112.28 dólares, un centavo menos que el jueves.

Centroamérica sufre impacto del petróleo

Desde las 6:00 AM de este martes 26/04/11, la capital hondureña sufrió el impacto de las alzas en los nuevos precios de los combustibles.
Los países centroamericanos comenzaron a sentir esta semana un fuerte impacto por el alto precio internacional del petróleo, que elevó el precio interno de las gasolinas a niveles exorbitantes, estimulando presiones inflacionarias.
El precio del galón (3.8 litros) de gasolina superior bordeaba este martes los 5 dólares en el istmo, superando en algunos países el nivel de 2008, cuando se desató la crisis económica y se disparó el precio del crudo.
Las alzas han provocado incrementos en tarifas del transporte público y han estimulado algunas protestas en una región donde casi la mitad de sus 40 millones de habitantes vive en la pobreza.
"Hoy estamos frente a una situación más complicada que en 2008, porque tenemos un alza sostenida en los precios del petróleo y no se ven signos que adviertan que los precios van a bajar", dijo el presidente de la Asociación de Distribuidores de Petróleo de El Salvador, Julio Villagrán, a la AFP.
Los precios de combustibles subieron este martes en Honduras y Guatemala. Mientras, el ente regulador de los servicios públicos de Costa Rica autorizó un incremento de 3.35% en las tarifas de los taxis.
La semana pasada otro incremento del combustible en Guatemala provocó un aumento de tarifas de los autobuses, lo que indujo a miles de usuarios a protestar bloqueando caminos.
"No podemos operar con pérdidas, por lo que si suben los combustibles nosotros tenemos que ajustar el precio del pasaje", justificó el dirigente de los transportistas, Gamalial Chin.
El galón de gasolina superior (95 octanos) se vendía este martes a 5.41 dólares en Nicaragua, 5.17 en Costa Rica, 4.93 en El Salvador, 4.89 en Honduras, 4.73 en Guatemala y 4.50 en Panamá.
El de gasolina regular (91 octanos) se vendía a 5,04 dólares en Costa Rica, 5.00 en Nicaragua, 4.64 en Guatemala y El Salvador, 4.56 en Honduras y 4.30 en Panamá.
Por su parte, el galón de diesel (gasoil) se vendía en 4.67 dólares en Costa Rica, 4.60 en Nicaragua, 4.40 en El Salvador, 4.31 en Guatemala, 4.30 en Honduras y 3.81 en Panamá.
Los países centroamericanos son importadores de petróleo y derivados, rubro que tiene gran impacto en la balanza comercial de esta región con déficit comercial endémico. Además, los combustibles están gravados con diversos impuestos que los encarecen.
En Panamá el precio del combustible es el más bajo del área, pero ha alcanzado niveles nunca vistos. Esto llevó el lunes al presidente Ricardo Martinelli a dialogar con la oposición y la cúpula empresarial ante el riesgo de una escalada inflacionaria en un país con economía dolarizada.
Por ahora, Martinelli decidió congelar el precio por 90 días.
Las presiones inflacionarias no sólo se han sentido en Panamá (2% en el primer trimestre, frente a 3.5% en todo 2010), sino en Guatemala (2.52% en el primer trimestre, casi la mitad que el total del año pasado).
El crudo ha alcanzado este mes sus precios más altos desde septiembre de 2008. Este martes se cotizaba a 112.21 dólares el barril en Nueva York y a 124.14 dólares en Londres.
Estos niveles son atribuidos en parte a la rebelión armada en Libia y las tensiones en otros países exportadores, aunque Villagrán afirma que "el problema de fondo es que los países productores se han puesto de acuerdo para mantener una ajustada producción" que mantenga los precios altos.
Los países centroamericanos comenzaron a sentir esta semana un fuerte impacto por el alto precio internacional del petróleo, que elevó el precio interno de las gasolinas a niveles exorbitantes, estimulando presiones inflacionarias.
El precio del galón (3.8 litros) de gasolina superior bordeaba este martes los 5 dólares en el istmo, superando en algunos países el nivel de 2008, cuando se desató la crisis económica y se disparó el precio del crudo.
Las alzas han provocado incrementos en tarifas del transporte público y han estimulado algunas protestas en una región donde casi la mitad de sus 40 millones de habitantes vive en la pobreza.
"Hoy estamos frente a una situación más complicada que en 2008, porque tenemos un alza sostenida en los precios del petróleo y no se ven signos que adviertan que los precios van a bajar", dijo el presidente de la Asociación de Distribuidores de Petróleo de El Salvador, Julio Villagrán, a la AFP.
Los precios de combustibles subieron este martes en Honduras y Guatemala. Mientras, el ente regulador de los servicios públicos de Costa Rica autorizó un incremento de 3,35% en las tarifas de los taxis.
La semana pasada otro incremento del combustible en Guatemala provocó un aumento de tarifas de los autobuses, lo que indujo a miles de usuarios a protestar bloqueando caminos.
"No podemos operar con pérdidas, por lo que si suben los combustibles nosotros tenemos que ajustar el precio del pasaje", justificó el dirigente de los transportistas, Gamalial Chin.
El galón de gasolina superior (95 octanos) se vendía este martes a 5.41 dólares en Nicaragua, 5.17 en Costa Rica, 4.93 en El Salvador, 4.89 en Honduras, 4.73 en Guatemala y 4.50 en Panamá.
El de gasolina regular (91 octanos) se vendía a 5.04 dólares en Costa Rica, 5.00 en Nicaragua, 4.64 en Guatemala y El Salvador, 4.56 en Honduras y 4.30 en Panamá.
Por su parte, el galón de diesel (gasoil) se vendía en 4.67 dólares en Costa Rica, 4.60 en Nicaragua, 4.40 en El Salvador, 4.31 en Guatemala, 4.30 en Honduras y 3.81 en Panamá.

Los Combustibles

Combustible es cualquier material capaz de liberar energía cuando se oxida de forma violenta con desprendimiento de calor. Supone la liberación de una energía de su forma potencial (energía química) a una forma utilizable sea directamente energía térmica) o energía mecánica (motores térmicos) dejando como residuo calor (energía térmica). En general se trata de sustancias susceptibles de quemarse, pero hay excepciones que se explican a continuación.
Hay varios tipos de combustibles:
En los cuerpos de los animales, el combustible principal está constituido por carbohidratos, lípidos, proteínas, que proporcionan energía para el movimiento de los músculos, el crecimiento y los procesos de renovación y regeneración celular, mediante una combustión lenta, dejando también, como residuo, energía térmica, que sirve para mantener el cuerpo a la temperatura adecuada para que funcionen los procesos vitales.
Se llaman también combustibles a las sustancias empleadas para producir la reacción nuclear en el proceso de fisión, aunque este proceso no es propiamente una combustión.
Tampoco es propiamente un combustible el hidrógeno, cuando se utiliza para proporcionar energía (y en grandes cantidades) en el proceso de fusión nuclear, en el que se funden atómicamente dos átomos de hidrógeno para convertirse en uno de helio, con gran liberación de energía. Este medio de obtener energía no ha sido dominado todavía por el hombre (más que en su forma más violenta, la bomba nuclear de hidrógeno, conocida como Bomba H) pero en el universo es común puesto que es la fuente de energía de las estrellas.